Partiendo de las fichas policiales de los presos políticos de la dictadura portuguesa (1926-1974), Susana de Sousa muestra los mecanismos a través de los cuales un sistema autoritario se intentó perpetuar.